Josefina Escursell, fundadora de Netmind: “Soy de las que piensa que en este sector hay una gran ventana para la mujer”

Josefina Escursell, fundadora de Netmind: “Soy de las que piensa que en este sector hay una gran ventana para la mujer”

Compartir

Se acerca el 8M y este año queremos dar voz y visibilizar a mujeres importantes del sector tecnológico. Una oportunidad para conocer y dar reconocimiento a mujeres que lo han dado todo. 

Por ello, una ocasión perfecta para entrevistar a Josefina Escursell, que fundó Netmind en 1987.

¿Cómo nació Netmind? ¿Cuál era el objetivo principal?

Netmind lo fundé con mi hermano Jaume. La idea era realizar un proyecto conjunto y crear algo los dos.  Se nos ocurrió montar un centro de formación de informática, porque él es informático y yo maestra.

Unir los campos profesionales parecía lógico, y así nació la escuela, juntando sus conocimientos y mi experiencia como maestra.

Eres maestra por lo que la formación es algo que ha estado vinculada siempre, ¿qué papel ha tenido la tecnología? ¿Por qué apostar por ella en los 80?

Jaume es ingeniero y en aquella época estaba trabajando en el centro de cálculo de Sabadell como informático y era evidente que había una necesidad de formación en el mundo de la tecnología.

Era el principio de todo. Todavía trabajábamos con MS-DOS y los ordenadores personales nacieron en ese momento. La informática no era de dominio público y a nivel de empresa, eran los centros de cálculo los que realizaban las tareas informáticas.

Había una necesidad de enseñar programas como Excel, Access y todo lo relacionado con la tecnología a las organizaciones, en el mundo de los jóvenes y a los niños.

¿De qué edad eran los niños a los que formabais?

Inicialmente decidimos poner un centro de formación para adultos. No fue hasta que empezamos el proyecto cuando vimos que había una necesidad específica en el mundo de los niños.

En las empresas, más o menos la gente, por necesidad, iba aprendiendo. Pero con los niños era diferente, los padres querían que sus hijos aprendieran informática, pero los planes educativos no lo tenían previsto.

Entonces es cuando decidimos especializarnos en el mundo de la enseñanza informática para niños en edad escolar.

Alumnos de la escuela de informática

Íbamos a diferentes escuelas y era muy emocionante porque les enseñábamos a usar internet, que acababa de nacer. Teníamos un rollo de cable con muchos metros y lo conectábamos al teléfono para comunicarnos de un colegio a otro con internet.

Era el principio de un ciclo. También teníamos unos escáneres portátiles de mano y enseñábamos a los niños a escanear.

En resumen, vimos que había un sector que necesitaba formación y nos adaptamos, pero no dejamos de formar en el propio centro. Pero más que adultos venía gente joven que veían la necesidad de formarse.

¿Cómo describirías los primeros años de Netmind? ¿Era difícil llenar las aulas?

Llegamos a tener 80 colegios en Barcelona y el área metropolitana, más las clases en el propio centro. Y unos años más tarde empezamos también a dar formación a empresas. Fue un proceso evolutivo.

Había una necesidad en las empresas y como en verano no teníamos colegios, empezamos a dar formación y poco a poco, la evolución tecnológica nos llevó a ir teniendo más empresas ya que los colegios fueron informatizándose.

Hubo un momento en el que decidimos que no queríamos dar más formación en colegios para poder dedicarnos 100% a las empresas. Fue una evolución natural, sin ningún tipo de ruptura. Fuimos dejando una cosa y adentrándonos en el mundo de la empresa.

Ubicación de la escuela de informática JJEC

Después de tanto tiempo, ¿Qué ha cambiado? ¿Qué ha permanecido?

Yo creo que ha cambiado todo y que ha permanecido también. Lo más importante ha permanecido, pero es que el mundo de la tecnología es muy cambiante.

Por ejemplo, cada año comprábamos seis ordenadores para el centro y cada año eran un modelo distinto, más rápido que los anteriores, más potente y evolucionado.

La tecnología en los años 80 y 90 estaba en una evolución constante.

Era tan cambiante que a veces no me daba tiempo ni de acostumbrarme al lenguaje. Me acuerdo la primera vez que me hablaron del tema virtual, tuve que pedirle al técnico que teníamos que me explicara que era un servidor virtual.

También he de decir que lo más importante era el equipo y la manera de trabajar. Creo que eso sigue siendo lo más importante de Netmind. Sin un buen equipo y ambiente de trabajo, por muchas ideas que tengas, no sirven de nada.

Creo que una de las mayores cualidades de Netmind ha sido la capacidad de adaptación a las necesidades del mercado, de adaptarnos a la tecnología y a cada momento.

Cuando los niños lo necesitaban, formábamos a niños, cuando lo necesitaba más el mundo de la empresa, trabajamos con empresas.

Cuando se necesitaba aprender sobre Microsoft, fuimos Partners de Microsoft. Y cuando se ha necesitado formación en metodologías ágiles, hemos formado en metodologías. Nos hemos adaptado a las necesidades que el mercado ha tenido y que socialmente hemos podido aportar.

¿Qué consejo le darías a la Josefina del pasado, a la que estaba fundando Netmind?

No sabría decirte. Los consejos que le daría son los que me ha dado la experiencia de lo que he hecho, de las horas que he trabajado.

Si que le podría decir “pues no trabajes tantas horas, dedícate más a la familia”, pero si se lo dijera, no me permitiría ser la Josefina que soy ahora. Estoy orgullosa de lo que he hecho y no cambiaría nada. 

Sé que me he dejado cosas por el camino. A lo mejor no he dedicado el tiempo suficiente a ser madre o a ser esposa, o a ser otras cosas. La verdad que me he dedicado muchas horas a trabajar, y cuando he trabajado, no he podido rendir al cien por cien en otros ámbitos. Pero bueno, ¡he compaginado todo lo que he podido! Y ha salido esta Josefina que soy ahora.

Si le dijese que dejara de hacer algo de lo que yo de hecho ya no sería yo. Así que no podría decirle nada.

¿Desde los 80 hasta ahora, como ha visto la evolución del papel de la mujer en el sector tecnológico?

Ha habido una evolución muy escasa. No solo en el sector tecnológico, si no en todos los ámbitos.

Además, yo soy de las que piensa que en este sector hay una gran ventana para la mujer.

La mujer tiene un sentido y una intuición que en el mundo de la informática se tiene que aprovechar. El orden y la estructura mental, por ejemplo, a mí me da la sensación de que pueden ser muy aprovechables.

Es un área de conocimiento en el que la mujer tiene un gran futuro.

Actual ubicación de Netmind en Barcelona

Dentro de poco, se cumplen 35 años desde la fundación de Netmind, ¿alguna vez imaginaste que llegaría tan lejos, como ahora, que de la mano de BTS contamos con presencia internacional?

De entrada, cuando fundamos Netmind no. Pero en el momento en que se incorporaron Aleix y Bernat, me di cuenta de que las cosas iban más rápidas de lo que iban en mi época. Pude ver esa energía, esas ganas que ellos tenían de ir hacia delante.

Y mirando al futuro, ¿Cuál sería tu deseo para Netmind?

¿Mi deseo? Que todo vaya lo mejor posible. Creo que el futuro ha de ser el que Netmind decida, y, sobre todo, el que el equipo decida.

A mí me parecerá perfecto sea lo que sea. En resumen, el mayor número de éxitos posible.

Forma parte de la comunidad #AlwaysLearning

Insights Relacionados

SOLICITAR FORMACIÓN A MEDIDA

Por favor, proporciona la siguiente información para ayudarnos a personalizar la solución.

CONTÁCTANOS

Netmind España
Barcelona +34 933 041 720
Madrid +34 914 427 703

Nos puedes encontrar de:
Lunes – Viernes, 9:00-18:00 (GMT+1)

¡Te ayudamos!
[email protected]

¿Dudas sobre servicios/formaciones?
[email protected]

Solicitar Información